Sin categoría

Teletrabajo: Consecuencia de la Nueva Normalidad

Consecuencia de la nueva normalidad: el Teletrabajo y las Clases Online.

Con esta nueva normalidad que nos ha tocado vivir por la crisis del Coronavirus, parece ser que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Lo mismo ocurre con las clases Online desde los colegios y las academias. Muchos de nosotros hemos tenido que buscar un rinconcito de casa para organizar una pequeña oficina desde donde poder estudiar y trabajar.  Esta zona de trabajo debe tener unas características que nos ayuden en nuestra labor, que nos faciliten nuestra nueva situación de teletrabajo y nos aporten el mayor confort, para que estemos centrados en nuestra tarea.  Con estos pequeños consejos fundamentales, el teletrabajo y las clases online se nos puden hacer bastante más sencillo:

  • PRIMERO Y FUNDAMENTAL: ENCONTRAR EL LUGAR ADECUADO

Lo primero en lo que debemos poner todo nuestro empeño es en elegir el lugar más apropiado donde instalar nuestra “oficina en casa”.

Para los afortunados que cuenten con una casa grande, lo mejor es que intenten utilizar una estancia independiente, alejada del ruido y algo aislada. De esta manera, es mucho más sencillo identificar ese lugar que hemos creado, como nuestro lugar de trabajo, y así evitar distracciones. Podremos centrarnos en las tareas del trabajo sin demasiadas interrupciones y nos será más sencillo ser eficientes en nuestro trabajo.

Teletrabajando desde el Balcón. Sillas de Balcón.

Pero,  si nuestra casa es de dimensiones reducidas, donde situamos nuestra “oficina en casa”??   Pues en esto influyen muchos factores: si vivimos solos o acompañados, la distribución de nuestra casa, incluso si nos es suficiente con un pequeño espacio para teletrabajar, o por las condiciones de nuestro trabajo, necesitamos espacio más amplio. Sea como sea, lo que tenemos que hacer es integrar nuestra oficina en algún rincón de la casa, para lograr un espacio que cubra nuestra necesidad.  Este espacio puede estar en el salón, en la cocina, en el dormitorio, bajo una escalera o incluso en un balcón acristalado, convirtiendo estas estancias en lugares polivalentes. Probablemente podamos utilizar los elementos que ya tenemos en casa, como la mesa de la cocina, o del comedor, o incluso el sofá, para teletrabajar, y no tengamos que reamueblar este lugar. Si por el contrario, tenemos que comprar mesa de trabajo y silla de escritorio, conviene tener en cuenta ciertos aspectos.

Teletrabajando desde el salón de casa

Si necesitas comprar Mesa de Trabajo y Silla de Escritorio para empezar a teletrabajar, no olvides que una buena elección de estos elementos será fundamental en tu rendimiento.  Vas a estar sentado en esa silla y junto a este escritorio durante muchas horas al día.  Es clave comprar calidad, para evitar dolores lumbares, de brazos o de cuello, que suelen venir causados por malas posturas.

Opta por una silla que te permita adoptar la postura correcta.  Una silla ergonómica sería ideal, ya que tienen asiento y respaldo regulables.  Y mejor todavía si también tiene reposacabezas y reposabrazos. Fundamental que la silla te permita apoyar los pies en el suelo con las rodillas en ángulo recto. Ahora se han puesto de moda las sillas Gaming, que quizá no sean las que más decoración nos aportan, pero sí son las más ergonómicas y tienen multitud de sistemas regulables en altura, inclinación, ajustes de postura del reposabrazos…que colaboran en una buena postura corporal y evita dolores musculares.

Mesa de trabajo y Silla de escritorio

Para seleccionar un escritorio, tendremos en cuenta las dimensiones que necesitamos para colocar nuestro ordenador, documentos, teclado y todo lo que necesitemos para trabajar cómodamente.  Es bueno que el escritorio sea amplio, dentro de las limitaciones de espacio de nuestra casa, esto nos permitirá trabajar mucho más cómodos, y por tanto rendir más. Un buen escritorio debe tener una altura de aprox 70-75 cm, que te permita estirar las piernas al sentarte. Es recomendable que además disponga de espacio de almacenamiento como cajoneras, para poder mantener cierto orden.

  • OTRO FUNDAMENTAL ES LA ILUMINACIÓN

Sería fantástico poder contar con un lugar de teletrabajo o de nuestras clases online con luz natural.  La luz natural favorece la mayor concentración, y contribuye a crear un entorno más confortable y satisfactorio.  La luz natural nos evita el sobre esfuerzo ocular, no deteriora nuestra vista, también previene dolores de cabeza, mejora nuestra productividad, en definitiva, favorece nuestro bienestar.

Para intentar tener luz natural en nuestro lugar de teletrabajo, podemos buscar un espacio cerca de una ventana para situar nuestra «oficina en casa«.  Podemos regular la claridad con las cortinas o persianas para evitar molestos reflejos.

Teletrabajando en el jardín, con luz natural.

Si no podemos disfrutar de luz natural, o además necesitamos apoyo de luz artificial, buscaremos luz de tonos cálidos, que nos ilumine sin molestar, similar a la luz del día, que no nos impacte directamente en la cara, que venga desde arriba, evitando sombras. Tiene que ser una fuente de luz agradable a la vista. Las lámparas LED son muy buena opción porque ahorran energía, y no se calientan.  Buena luz de apoyo la proporcionan los flexos, que los podemos orientar donde nos interesa.

  • COMO MANTENER UN ORDEN EN EL TELETRABAJO

1 – Imponte un horario de trabajo regular.  Establécete un horario de trabajo y oblígate a cumplirlo.  Esto te ayudará a estar centrado en tu tarea cuando sea hora de trabajo, igual que te será útil para desconectar cuando toque apagar el ordenador. Con un horario ordenado, es mucho más sencillo encontrar un equilibrio entre el trabajo y tu vida personal.

2 – Prepara un ambiente agradable para teletrabajar .  El espacio de trabajo influye en tu estado mental.  Con un entorno ordenado y armonioso, una luz adecuada y pocas interrupciones, tu mente estará más centrada y concentrada en el trabajo, y rendirás más.  Cuando acaba tu jornada, el hecho de haber aprovechado el tiempo, tener tus tareas ordenadas y lo más claras posibles, te ayuda a desconectar del trabajo y poder disfrutar de tu vida personal. Este punto es fundamental aplicarlo también a las clases online de niños, que, al no estar en un lugar de referencia como su colegio y con sus compañeros, tienen a despistarse. El orden el su lugar de trabajo colabora en que se mantengan centrados.

3- Márcate unos descansos. Al estar en casa, es fácil que nos centremos en el trabajo y se nos pasen las horas sin hacer nada más que trabajar. Pero para nuestra salud y también para mejorar nuestro rendimiento, es importante tener pequeños descansos a lo largo de la jornada laboral, que nos van a servir de mucho.  Organiza tu tiempo de trabajo de forma que puedas hacer unos descansos cada cierto tiempo, de 5 ó 10 minutos.  Estos descansos harán que tu mente se “resetee” y puedas retomar la actividad con las ideas más claras. Aprovecha esos descansos para tomar un café, estirar las piernas o tomar un poco el aire.

Con todos estos consejos con los que intentamos llevar esta nueva situación como mejor sabemos, y como el teletrabajo parece ser que nos va a acompañar por largo tiempo, no nos queda otra que intentar llevarlo de la mejor manera posible.  Si buscamos las ventajas, veremos que tanto el teletrabajo como las clases online, tienen muchas.  Aprovechémoslas!!!