limpiar mesas

Cómo limpiar mesas de cocina

La mesa de cocina es uno de los espacios más utilizados en tu hogar. Tienes que tener en cuenta que es donde sueles comer, a veces preparas la comida, depositas cosas y se expone a muchas situaciones. También es donde se reúnen diferentes personas y se celebran ocasiones especiales, además del día a día. Por eso, es muy importante elegir una buena mesa para la cocina, pero también saber cómo limpiarla adecuadamente. Normalmente, la propia mesa te indicará los consejos de mantenimiento en el momento que la adquieres, o te los dará el fabricante o distribuidor cuando estás haciendo la adquisición.

Sin embargo, si ya has comprado una mesa de cocina o no tienes claro la más indicada para ti en función de su limpieza, te damos algunos consejos básicos para limpiar mesas de cocina y dejarlas como nuevas.

Consejos básicos para limpiar mesas de cocina

Lo primero que tienes que hacer es usar un producto adecuado para su limpieza, no sin antes despejarla completamente, incluyendo el mantel, para hacer esta tarea correctamente. Después de limpia, aprovecha para ordenarla y tener encima de ella solo lo necesario, buscando otro sitio para lo que no necesitas tener en ella.

Normalmente podrás limpiar tu mesa con un trapo mojado, mucho mejor si es uno de microfibra ya que recoge mucho mejor la humedad y la suciedad, y lo pasas por toda la superficie. Hazlo con un producto adecuado o con jabón (siempre que este no dañe la superficie). También puedes recurrir a una camiseta vieja. Un consejo muy importante es que debes utilizar siempre trapos limpios, así que lava el trapo después de su uso, solo así podrás limpiar con eficacia todo lo que necesites. Si es madera, no dejes que permanezca húmeda mucho tiempo, pasa después un trapo limpio y seco.

También puedes probar con algún truco casero si es indicado para el material de tu mesa. Para ello, basta con preparar una solución con partes iguales de agua y vinagre y vierte con un atomizador. Rocía la mesa con esta solución y limpia con un trapo.

Si quieres limpiar las grietas de la mesa, puedes utilizar un cepillo de dientes viejo para ello o compra uno solo para esta función. Tendrás que hacer movimientos largos para acabar con los restos de suciedad y polvo. Si aún queda, vuelve a pasarlo mojando las cerdas con jabón de lavar los platos.

Si la mesa es de madera, puedes pulirla con cera para madera que podrás encontrar en tiendas de productos para el hogar o una ferretería. Debes pasarla con un trapo para esparcir y otro para pulir y abrillantar. Lo indicado es que hagas esto una vez o dos al año para dejarla en perfectas condiciones.

Una mesa de cocina muy atractiva y de buena calidad a la que puedes recurrir si estás pensando en adquirir una que te facilite su mantenimiento es la mesa de cocina Claudia, realizada en diseño actual y un frontal del cajón en el mismo color que la encimera. Destaca por ser muy higiénica y fácil de limpiar, ideal para cualquier espacio. Además, la puedes comprar en 3 medidas.